La asambleísta de NV Dina Neal en el Día de la Igualdad Salarial de las Mujeres Negras

Hoy es el Día de la Igualdad Salarial de las Mujeres Negras, que representa cuánto tiempo más deben trabajar las mujeres negras para ganar lo que ganaron los hombres blancos solo el año anterior. En general, las mujeres ganan constantemente menos que los hombres, ganando un promedio de ochenta y dos centavos por cada dólar que gana un hombre blanco. Pero si esa estadística se desglosa en la intersección de género y raza, la brecha salarial se vuelve aún más marcada. Consistentemente, las mujeres de color ganan menos que los hombres y mujeres blancos, y las mujeres negras ganan sesenta y dos centavos por cada dólar que gana un hombre blanco. En el transcurso de la carrera de una mujer negra, la brecha salarial asciende a casi $1 millón en ingresos perdidos.

Durante generaciones, las mujeres negras han sido el alma de nuestra economía y la columna vertebral del Partido Demócrata. Y en todo momento de la historia de nuestra nación, las mujeres negras han estado al frente de la lucha por la justicia racial y económica. Ahora, las mujeres negras están nuevamente en primera línea en la lucha contra el coronavirus, en el trabajo y en el hogar. La pandemia no deja lugar a dudas: las mujeres negras son esenciales para este país. Sin embargo, el salario de las mujeres negras no refleja esa realidad, incluso cuando representan 1 de cada 3 trabajadores de primera línea durante la pandemia. Una y otra vez, Donald Trump y los republicanos no abordan los desafíos que enfrentan las mujeres negras y no hacen nada para cerrar la brecha salarial de género.

La asambleísta del estado de Nevada, Dina Neal, emitió la siguiente declaración:

“En 2016, solo el dos por ciento de las mujeres negras en Nevada votaron por Trump. Desde el principio, sabíamos que Donald Trump sería terrible para Nevada y terrible para este país. Cuatro años después, tenemos todas las pruebas que necesitamos. Necesitamos a Biden como nuestro próximo presidente para realinear el enfoque de nuestra nación en la equidad, el equilibrio racial y el respeto. La brecha de riqueza para las mujeres negras es una injusticia histórica, con raíces en la segregación y la histórica línea roja de las comunidades minoritarias. Las mujeres negras son esenciales para esta economía. Es hora de remediar la brecha de equidad salarial y pagarnos lo que valemos; la realidad del coronavirus no deja lugar a dudas”.

“Si bien hoy es un recordatorio importante de que las mujeres negras solo ganan 62 centavos por cada dólar que ganan los hombres blancos, las mujeres negras necesitan más de un día para abordar las desigualdades estructurales profundamente arraigadas que enfrentamos en todo el espectro, desde la atención médica hasta la vivienda. Todos los días, las mujeres negras deben sortear los crecientes obstáculos del sexismo y el racismo en nuestras vidas personales, nuestras profesiones y nuestra política. Y aún así, todos los días, nos presentamos. Las mujeres negras son la columna vertebral crítica del electorado votante. Somos empresarios, activistas, organizadores: nuestro trabajo construye movimientos. Este noviembre, las mujeres negras aparecerán una vez más, trabajando junto a Joe Biden para salvar a este país de la devastación de Trump. Elegiremos un presidente que reconozca el valor de las mujeres negras y nuestro trabajo incansable hacia una América mejor”.