Carta a la RGJ: «Inexcusable el silencio de Laxalt sobre Trump»

La semana pasada, el presidente Trump defendió con entusiasmo a los supremacistas blancos como “buena gente” y culpó a “ambos bandos” por la violencia después de que aterrorizaron a Charlottesville, Virginia.

Los veteranos de Estados Unidos merecen escuchar una disculpa del presidente Trump cuando esté en Reno. No hay excusa para que sus comentarios envalentonen a la derecha alternativa. Guardar silencio ante este comportamiento es aprobarlo. Nuestros líderes electos deben levantarse y hablar.

El continuo silencio del fiscal general Laxalt sobre Charlottesville y el comportamiento del presidente es inexcusable y demuestra que no es apto para un cargo público. Laxalt está dando permiso a Trump para crear una falsa equivalencia moral entre manifestantes pacíficos y neonazis violentos. No es ningún secreto que Adam Laxalt quiere un ascenso el próximo año. Pero la historia no olvidará quién se mantuvo al margen mientras Trump daba a los supremacistas blancos su aprobación tácita para difundir el odio en nuestras comunidades. Cuando Adam Laxalt saluda al presidente en Reno, tiene el deber de instar a Trump a admitir que se equivocó.

Nota: Alex Goff es un veterano del Cuerpo de Marines y presidente del Caucus Demócrata Rural de Nevada.

ICYMI – Antes de la visita de Trump, los veteranos del norte de Nevada piden al fiscal general Adam Laxalt que rompa su silencio sobre Charlottesville y la defensa del presidente de los supremacistas blancos